Giftedness, que suena mejor

Aprovecho para aclarar que lo que vas a leer son opiniones mías que, por definición, serán subjetivas. Si hay algo basado en evidencia científica, lo especificaré, pero si no, no lo está, así que no lo tomes (por favor) más que como una simple opinión.

Hace un tiempo me hice un test (con un gabinete psicológico especializado) y me salió que soy superdotada (me da corte decirlo, ¿eh? me siento rara, siento que la gente va a pensar que soy una pedante). La cosa es que no me lo podía creer. De hecho sigo sin poder creérmelo y busco incansablemente evidencias de que “no soy tan superdotada”, como si eso fuera a justificar algo. Siento la necesidad de saber si soy “muy superdotada” o “poco superdotada” o qué clases de superdotación hay, y no sé para qué, porque, al fin y al cabo, va a dar igual. Soy quien soy. Nada va a cambiar cómo siento o lo que pienso. Esto es un poco como los títulos universitarios, el pedigree o el matrimonio: un papel que no cambia absolutamente nada y es totalmente inútil a los ojos del universo y de lo que es realmente trascendente.

Lo importante es aceptarse

Y es que es así. Un día mi hijo (que en ese momento tenía 5 años) estaba preocupado porque había un niño que le dijo que no quería ser más su amigo. Yo le di un espejo y le dije “¿sabés quién es la persona que más importa que te quiera?” Él me contestó “tú”, a lo q le dije “no, el del espejo”. Y eso es tal cual. Si yo sé quién soy y estoy contenta con eso ¿qué importa lo que diga un papel, o una persona, o el mundo?

Para aceptarse es importante conocerse y entenderse. Porque un montón de cosas se ven más claramente si lo ves desde la perspectiva de las cosas que acarrea tener una enorme consciencia del mundo. Y que conste que no digo “inteligencia”, digo “consciencia del mundo”, porque mientras que la inteligencia involucra la mente, la consciencia del mundo involucra todos los sentidos (que son más de cinco).

No estoy segura, la verdad, que esto se pueda medir. Creo que hay factores muchísimo más relevantes que el coeficiente intelectual que se tienen que tener en cuenta para sopesar al individuo en su totalidad. ¿Cómo mides mi sensibilidad (táctil, auditiva, emocional…)? ¿Cómo mides mi dolor? ¿Cómo mides cuántas horas me puedo colgar pensando en el sentido de la vida desde que tengo uso de razón? Puede ser, sí, que el cociente intelectual te pueda orientar para ver si la persona siente y piensa de una manera específica porque ¿realmente son neurobiológicamente diferentes los procesos que se suceden en su mente? (eso se dice por ahí, por ejemplo en este artículo, y se habla de “neurodiversidad”… como se dicen mil burradas, pero mira… no quiero ser hiperescéptica). Ok, compro. Lo que no entiendo mucho es qué diferencia hay, en cuanto a lo que es el nivel de “consciencia del mundo”, entre alguien con 160 de CI y alguien con 130, por ejemplo. ¿En qué número de CI cambia esa estructura a nivel biológico para que la persona piense y sienta de manera diferente? ¿Está realmente relacionado o sólo lo han detectado en gente con determinado CI por algún motivo? ¿Es realmente el CI un número orientativo o está directamente relacionado o se considera que es directamente proporcional a la consciencia? Se me va la olla pensando en la existencia y en que somos biocódigo (estoy escribiendo sobre ello)… Y digo “se considera” porque ya sabemos que algo que consideramos un hecho, después puede resultar que no es tan así (porque ni la tierra es plana, ni el sol gira a su alrededor… lo de la teoría de la evolución de Darwin no lo pongo porque no estoy totalmente convencida).

Encontrarlos

Creo que sería muy bueno identificar a los niños, jóvenes y adultos con estas características, con esta enorme “consciencia del universo” (cambié mundo por universo, ojo) para acogerlos y que no se sientan solos y aislados.

Es importante, así como la autovalidación, la búsqueda de contextos donde sentirse parte y aceptados tal y como son, sin filtros ni matices, sin juicio y sin medida.

Sacado de este artículo.

En la búsqueda estoy. Me cuesta mucho encontrar estos contextos y cuando los encuentro, los saboteo por algún motivo (con temores, paranoias y esas cosas). Aunque creo que la parte más importante (al menos en lo que a mi caso concierne) y que creo me estoy saltando, es la de la autovalidación. Yo no me lo acabo de creer. Yo creo que el test que me hice era demasiado fácil y que seguro que hago otro y me da menos puntuación. Y cuando haga el otro, seguramente voy a pensar que me saqué alto porque llevo mucho tiempo haciendo estos test y tengo experiencia, y cuando haga otro más voy a pensar que me salió alto porque me poseyó el espíritu de Einstein o a saber qué me invento… Y no hay autovalidación. Aunque realmente pienso (contra todas las predicciones) que si hiciera otro lo sacaría bajo.

Y volvemos al espejo acá… Si no me valido yo, no va a haber papel o certificado en el mundo que logre nada. Siempre me identifiqué un montón con todos los pintores, poetas, músicos, por el vivir con dolor cada día de tu vida. Yo vivo en carne viva. Así me siento. Mis sentimientos son ultramegaintensos, pero algo exagerado. Quizás por eso es que me gusta tanto el arte (helarte jejeje). Y no me gusta la gente porque la gente no entiende. La gente no sufre tanto, no siente tanto, no entiende lo difícil que es para algunos estar entre ellos. Sentirse de otro color. Sentirse “sapo de otro pozo” y no saber explicar por qué. La gente lastima.

Un poco así…

Conclusión

Como verás, esto no concluye. Hay que hacer algo con esta sobredosis de consciencia del universo. Hay que dirigirla a algún lado, hay que encausarla, porque si no, te carcome por dentro :s Es muy bonita si la liberas, pero si te la quedas dentro, se siente como un “burning insideout”.

Algo así.

Yo la libero con helarte :P Espero poder publicar algo de helarte que hago en este blog. Lo he dejado un poco abandonado, pero de a poquito (porque cuesta) estoy volviendo.

Gracias por leer :*

6 comentarios

  1. te inivito… revisa este blog: https://rainforestmind.wordpress.com la superdotación más allá de la unidimesionalidad del CI… este otro artículo también es interesante, aunque desde una perspectiva más técnica -tal vez?- trata un poco lo mismo… somos más que la medición del Ci y sobre todo los rasgos de supersensibilidad, excitabilidad… es lo que hace más “diverso2 -si, me encanta, porque no jerarquiza, sino distingue- nuestra peculiaridad…
    saludo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Gimena. Mirando con muchísimo retraso los comentarios del blog de la web de nuestra asociación Altas Capacidades Pitágoras descubro el tuyo y vengo a parar a tu artículo y veo qué es lo que querías decir con: …Sacado de este artículo…Me encantaría escribirte con más calma. Leo este y otros artículos tuyos y no sé bien como decirte cuánto te entiendo y cuánto me describen tus palabras. Sonrío con cierta tristeza y complicidad cuando leo: “Siempre me identifiqué un montón con todos los pintores, poetas, músicos, por el vivir con dolor cada día de tu vida. Yo vivo en carne viva. Así me siento. Mis sentimientos son ultramegaintensos, pero algo exagerado. Quizás por eso es que me gusta tanto el arte (helarte jejeje). Y no me gusta la gente porque la gente no entiende. La gente no sufre tanto, no siente tanto, no entiende lo difícil que es para algunos estar entre ellos. Sentirse de otro color. Sentirse “sapo de otro pozo” y no saber explicar por qué.” Y no puedo dejar de pensar que el hecho de que llames a tus sentimientos “ultramegaintensos” es sencillamente un signo inequívoco de que te definís (al igual que yo) a través de los parámetros del resto. Porque si definieras tus emociones, tus pensamientos, tu manera de estar en este mundo como normales y válidas entonces serían ellos lo que deberían llamarse “subinfraintensos” o algo por el estilo. Todos los demás, o la inmensa mayoría, deberían creerse insensibles, simples, inertes, fríos, básicos. Yo en la teoría lo tengo todo muy claro. Y soy muy buena dando consejos. Pero en la práctica me sigo preguntando cómo hace uno para validarse, para no juzgarse, para aceptarse y amarse cuando hay que ser parte de este mundo y funcionar en él y a la vez intentar seguir siendo uno mismo y esos parecen (muchas veces) axiomas irreconciliables. Gracias por incluirnos en tu artículo. Por avisar. Por tus reflexiones. Por tus palabras. Tendrás acá mi correo. Me encantaría que me escribas. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Te acabo de leer recién ahora Carolina! Muchísimas gracias por tu comentario 😍 Claro, ver de afuera siempre da perspectivas más claras jeje Y sí, te escribo mail en estos días 😊

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s